Marinelli: “El riego acordado es una nueva forma de regar que ya empezamos a implementar”

Tras el primer taller para regantes de la 5ta zona de riego del río Mendoza, en Lavalle, este mes comenzó a realizarse el asesoramiento a productes de esta zona y con ello, a implementarse la prueba piloto de una nueva forma de entregar agua: el riego acordado.

En una entrevista con Canal 9, el Superintendente Sergio Marinelli explicó de qué se trata junto al especialista español en riego acordado que Irrigación ha contratado para su implementación, Luis Ruiz.

"El riego acordado es una nueva forma de regar que ya tiene experiencia en algunas partes del país, muchísima en España, por eso hemos contratado a un especialista español, para que trabaje con nosotros y los productores. En lugar de ofrecerle el agua como tradicionalmente se hace, con un turnado que les dice cuándo y cuánto les va a llegar, ahora se hace una encuesta, se trabaja con los productores de un determinado canal y se les da el agua en la cantidad y en la frecuencia que necesitan sus cultivos”, aseguró Marinelli.

"Este cambio es fundamental pero además vamos a  acompañar esto con la medición de esa eficiencia y con especialistas de riego que también vamos a contratar en un convenio con la UNCuyo, para entregar recetas de cómo regar mejor. Esto es un cambio cultural muy importante y es por eso que apostamos a algo completo que queremos extender a toda la provincia”.

Para llevar adelante este tipo de riego, es que se requiere que en la zona a implementar haya buena infrastructura en los canales que distribuyen el agua. Por ello es que la zona piloto elegida es el canal Bajada de Araujo, en Costa de Araujo, Lavalle, dónde en unos días se inaugurará una serie de obras de construcción, remodelación y puesta a punto de canales y construcción de reservorios

"Ya estamos trabajando en esta zona,e sto ya comenzó y queremos también implementar este tipo de riego en toda la provincia. Pero para eso necesitamos infraestructura. lo que implica tener la plata, que los productores luego la tienen que devolver parcialmente; e implica apoyo provincial el cuál ya tenemos. Calculo que alrededor de un año apróximadamente cuando termine esta prueba piloto, empezaremos a  llevar esta experiencia al resto de la provincia”.

“El ahorro en agua puede rondar un 15%”

Así lo aseguró el especialista Luis Ruiz, que está asesorando para llevar adelante este proyecto, "se ahorra porque se mejora la eficiencia. No todos los cultivos son iguales y no necesitan la misma cantidad de agua. Por ello es que se trata de hacer una receta de riego para cada productor en función del tipo de cultivo y dar el agua cuando se necesita”. 

"Se ha empezado por el canal Bajada de Araujo porque tiene la infraestructura mejor dotada que el resto,d e momento. Se trata de hacer un modelo matemático y estudiar de qué forma se puede dar ese servicio. Y se estudiará para cada petición si es posible darlo. Con la infraestructura que hay allí, cremos que va a ser fácil implemantarlo”, finalizó.