60 chicos de secundaria aprendieron en el dique Cipolletti

El área de Educación y Cultura del Agua del Departamento General de Irrigación recibió a un nutrido grupo de chicos de secundaria en el predio parquizado del dique construido en 1880 por el ingeniero italiano César Cipolletti. En este espacio conocido como emblema del trabajo de distribución que desarrolla Irrigación en aguas del Río Mendoza, los encargados propusieron un recorrido por aspectos técnicos, sistemas de funcionamiento y la historia viva del lugar.

El grupo conformado por 50 chicos de la escuela 9 – 004, Normal Superior General, Toribio Luzuriaga, de Tunuyán; escucharon atentamente la historia de este dique que forma gran parte de la historia del oasis norte de la provincia. Entre los saberes relacionados con la derivación del recurso vital y productivo, también destacaron las connotaciones históricas de este dique que se convirtió en una obra innovadora en materia de riego con sus 30 compuertas y 120 metros de vertederos.

Por su parte, el ingeniero de Irrigación, Héctor Garde, Director de Gestión Hídrica del río Mendoza, junto a las encargadas del Área de Educación y de Cultura del Agua de Irrigación, también recorrieron el predio que rodea el dique: una extensa franja de tierra poblada por una inmensa arboleda de álamos, pinos y otras especies que brindan paz y belleza. En este predio se encuentra ubicado un elemento que representa la historia viva del trabajo de distribución en épocas pasadas, el pie de gallo: antes de que existieran lo que hoy conocemos como diques, personal de Irrigación, derivaba agua del río Mendoza a los canales con antiguas estructuras de las cuales poco se conoce. En la actualidad y gracias al trabajo de distintos operarios, se construyó y dejó exhibido un “pie de gallo”, a modo de homenaje hacia aquellas personas que lo utilizaron. Este consta de tres troncos en una estructura triangular que los trabajadores debían construir, atados a una soga, en el corazón del río, para evitar desbordes y crecidas.

Finalmente, chicos, docentes y operarios reflexionaron sobre los contenidos aprendidos y almorzaron en el predio.