En Malargüe, el agua, ya regresó a los cauces

El Departamento General de Irrigación llevó a cabo una serie de obras en la zona de riego del río Malargüe que mejoran la conducción del agua, sobre todo, en momentos donde la optimización de la distribución y la gestión responsable del recursos, es muy necesaria. La corta anual de agua llegó a su fin esta semana, y el agua, nuevamente ya circula por canales e hijuelas.

El Jefe de la zona de riego, Jorge Fernández, aseguró que Irrigación aprovechó el período de corta para ejecutar la obra de toma y regulación del canal Las Chacras, con beneficio para 350 hectáreas y una inversión de $1,2 millones. Además, se ejecutó la reparación de 5 compuertas del dique Blas Brísoli. Esta obra trae beneficios para casi 6 mil hectáreas y la inversión fue de $3,5 millones.

Por último, se invirtieron $9,7 millones en la 2da etapa del revestimiento del canal Matriz Cañada Colorada. Una obra que beneficia a 3015 hectáreas bajo riego.

Las tres obras ya se encuentran concluidas en su totalidad y en funcionamiento.