Irrigación aporta a la calidad educativa de una escuela rural

El organismo entregó implementos tecnológicos que ayudarán a desarrollar nuevos proyectos relacionados con el recurso hídrico.

El Departamento  General de Irrigación visitó, esta semana, la escuela primaria N° 1-525 Ramón Rosales, ubicada en el distrito de Jocolí Viejo, Lavalle. Allí, alumnos y autoridades escolares recibieron una notebook y tres tablets de manos de la Coordinadora de Gabinete, Andrea Stocco, e integrantes de Educación y Cultura del Agua.

La problemática del agua es una realidad que cada vez afecta más a las zonas rurales, especialmente a departamentos como el de Lavalle, en el que las zonas urbanas avanzan sobre lo que hace unos pocos años atrás eran tierras cultivadas con derecho de riego. La urbanización demanda más servicios y mayor provisión de agua.

Esta iniciativa responde al reconocimiento de un grupo de alumnos, más exactamente de séptimo grado, que participaron por el primer premio, en nivel primario, del concurso "Nuestras tres ideas como líderes del agua" en el marco del Congreso Agua para el Futuro.

Los alumnos de séptimo grado de la escuela Ramón Rosales de Jocolí Viejo creen que es indispensable calcular la huella hídrica de la institución  porque esto les permitiría conocer qué cantidad de agua gastan y así poder implementar estrategias que les permitan ahorrarla. El proyecto ganador se llama: “Marca de vida, la huella hídrica” y los chicos del establecimiento, de ahora en más, quieren concientizar a la comunidad en el manejo responsable del recurso hídrico.

Galería de imágenes