Irrigación capacita a Inspectores de Cauce en nuevas formas de entregar el agua de riego

En el salón Virgen de las Nieves, durante la mañana de hoy, se llevó a cabo una capacitación en las nuevas formas de entregar el agua de riego. Con la presencia y bienvenida del Superintendente Sergio Marinelli, Inspectores de Cauce de las cuencas del río Mendoza, Tunuyán Inferior y Tunuyán Superior participaron de la capacitación dictada por el especialista en riego Luis Ruiz, quien contratado por Irrigación asesora a los regantes de la 5ª zona de riego del río Mendoza, donde se está implementando la prueba piloto de riego acordado.

“Cada vez va a ser más escasa el agua por eso necesitamos implementar nuevas maneras de entregar el agua. El riego acordado es una nueva forma de regar que ya tiene experiencia en algunas partes del país, muchísima en España. En lugar de ofrecerle el agua como tradicionalmente se hace, con un turnado que les dice cuándo y cuánto les va a llegar, ahora se hace una encuesta, se trabaja con los productores de un determinado canal y se les da el agua en la cantidad y en la frecuencia que necesitan sus cultivos”, aseguró Marinelli.

Para llevar adelante este tipo de riego, es que se requiere que en la zona a implementar haya buena infraestructura en los canales que distribuyen el agua. Por ello es que la zona piloto elegida fue el canal Bajada de Araujo, en Costa de Araujo, Lavalle, dónde una serie de obras de construcción, remodelación y puesta a punto de canales y construcción de reservorios lo permiten.

"En este taller lo que queremos lograr es mostrarles las líneas de trabajo que comenzamos a implementar el año pasado, quienes pueden acceder, qué tienen que hacer para poder acceder a ellas. La idea es que una vez que esté implementado es comenzar a trabajar en otras zonas que quieran implementar este tipo de riego acordado", aseguró Rubén Villodas, Director de Gestión Hídrica de Irrigación.

"Lo que sería un riego programado sería lo que hemos hecho siempre. El turnado que se ha manejado toda la vida, manejado en base a la oferta de agua. El que queremos implementar es el acordado, programado y acordado con los usuarios, depende la zona y la infraestructura que tenga disponible. Y en función de eso se arma un turnado y se vuelve a entregar el agua. Sigue existiendo el turnado, pero participan fuertemente los usuarios. En tanto que a la demanda, que tendemos a trabajar en eso. También se está trabajando en Mendoza, implementándolo para la próxima temporada en Villegas-La Pampa, sistema presurizado, similar al sistema de agua potable que tenemos en las casas; el sistema se ajusta para que funcione y no haya problema", aseguró Villodas.

"Es una forma de distribución de agua que se hace en base a los pedidos previos del regante, en función del cultivo, del suelo o del sistema de riego. Los usuarios hacen el pedido en forma de caudal, volumen y tiempo y la Inspección realiza un análisis sobre cuándo se puede dar y se acuerda con el usuario darle las horas de riego con el caudal que se le entregaba hasta ahora, según lo requiera, si quiere 8 horas en un mismo turno o 4 horas en un turno y 4 horas fuera de turno. Se logra mejorar la eficiencia de aplicación del cultivo y mejorar la productividad", sostuvo Luis Ruiz.