Irrigación realizó un taller para formular proyectos de adaptabilidad al cambio climático

La jornada fue encabezada por el Jefe del organismo, Sergio Marinelli, y Jorgelina Salvo, de la Dirección de Financiamiento Climático de la Secretaría de Ambiente de la Nación. Junto a especialistas abordaron proyectos relacionados a riego, energía y ecosistema.

"Para mantener el oasis que tenemos, tras 10 años de escasez hídrica, es importante seguir haciendo cosas... Y este taller para la formulación de proyectos provinciales de adaptabilidad al cambio climático, es muy importante porque va en ese sentido". Con estas palabras el Superintendente General de Irrigación, Sergio Marinelli, inició el encuentro participativo que se llevó a cabo en la sede central del organismo y al cual asistieron representantes de organismos provinciales del sector energético, agrícola y ecosistémicos.

"Este taller es clave para desarrollar acciones concretas contra el cambio climático. Agradecemos a Irrigación, a nuestro socio estratégico Fundación Avina y al Fondo Verde para el Clima, que es el que financia y nos da la oportunidad de desarrollo. Forma parte del Plan Nacional de Adaptación con el objetivo de desarrollar para todas las Provincias planes locales de adaptación, que identifiquen prioridades y vulnerabilidades contra el cambio climático. El foco de este año es la adaptación, ante sequías severas e incendios forestales. Mendoza es muy vulnerable al cambio climático. Los últimos 10 años han sido graves, por ello es necesario conocer el impacto en la actividad productiva", aseguró Jorgelina Salvo, de la Dirección de Financiamiento del Cambio Climático de la Secretaría de Ambiente de la Nación.

El taller se llevó a cabo en el marco del proyecto Readiness "Fortaleciendo el financiamiento climático y la implementación de la NDC por medio de propuestas de mitigación desarrolladas en procesos federales participativos", ejecutado por la Dirección Nacional de Cambio Climático, con Fundación Avina como socio estratégico y gracias a una donación del Fondo Verde para el Clima. A lo largo del proceso se han priorizado 12 proyectos, entre ellos uno de Irrigación denominado "Presurización natural y eficiencia en el sistema de irrigación", que busca acciones concretas que involucran eficiencia de riego, energética y reemplazo de energía eléctrica por gravitacional. 

El taller abordó dos criterios de inversión que conforman el proyecto: la creciente escasez de agua para riego (gestión integral y resiliente del recurso hídrico, asistencia técnica y fortalecimiento institucional); y la generación de energías renovables en Mendoza y la eficiencia energética. Los participantes intercambiaron ideas y conocimientos que permitieron potenciar los criterios de inversión, los cuales finalmente permitirán esbozar un proyecto climático que refleje de forma integral las necesidades y oportunidades de Mendoza en materia de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y adaptación a la variabilidad del clima. 

Entre los objetivos específicos del proyecto, se encuentran: 

1. Establecer una gestión integral y resiliente del recurso hídrico mediante:

a. Infraestructura pública para el uso eficiente del agua y la generación de energía renovable: entubamiento de la red de riego y presurización natural de redes de riego, sustitución de agua subterránea por agua superficial, generación de energía eléctrica a partir de energía renovable, preservación y recarga artificial de acuíferos.

b. Inversiones intra-prediales resilientes y bajas en carbono: riego eficiente, generación de energía renovable, sistemas productivos más resilientes.

c. Servicios ecosistémicos: reforestación de áreas de recarga y cauces de los canales con el fin de incrementar la sombra, aumentar la humedad relativa, disminuir la temperatura y contribuir a la preservación de fuentes de agua.

2. Fortalecer las capacidades de los productores para hacer un uso eficiente del agua en sus predios y fomentar el uso de energías renovables.

3. Fortalecer las capacidades institucionales y la articulación entre organismos provinciales mediante la reestructuración del manejo de agua con el fin de mejorar la eficiencia de la gestión y flexibilizar la distribución en la provincia.

Sobre el proyecto Readiness

El objetivo del proyecto es generar capacidad sobre financiamiento climático y armar una cartera de proyectos de migración que estén alineados a la Contribución Determinada Nacional (NCD) de Argentina. ¿Qué son los NCD y por qué son tan importantes para frenar el cambio climático? Son una herramienta clave para medir qué está haciendo cada país en materia de cambio climático. 195 países más la Unión Europea realizaron un pacto (Acuerdo de París, 2015) por el que se comprometían a tomar medidas drásticas a corto, mediano y largo plazo para luchar contra el cambio climático. En el corazón de aquel acuerdo, las contribuciones determinadas a nivel nacional, eran una parte fundamental por ser el documento mediante el cual, cada país puso sobre la mesa los esfuerzos que llevará a cabo a partir del 2020, para cumplir con los dos objetivos más ambiciosos del Acuerdo París: mantener el incremento de la temperatura global muy por debajo de los 2ºC respecto a la era preindustrial y fortalecer la capacidad de adaptación a los efectos adversos del cambio climático y aumentar la resilencia. Entre las acciones a desarrollar se tiene presentes, prioritariamente, los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) 6 y 7 de Naciones Unidas, sobre agua limpia, saneamiento, escasez de recursos hídricos y energías renovables.