Licitación internacional aglutinó a empresas de diferentes dimensiones en Irrigación

El Departamento General de Irrigación cerró la recepción de documentación y propuestas económicas, en el área de ingeniería, presentadas por las empresas oferentes interesadas en concretar la obra de modernización de riego Luján Oeste.

Esta licitación pública es de carácter internacional y previó la participación de un buen número de empresas con diferentes volúmenes anuales de construcción.

En el salón de usos múltiples de la Sede Central fue la apertura de sobres y el reconocimiento posterior de las carpetas. En una primera instancia el monitoreo a cargo de Carlos Martini, Director de Ingeniería de Irrigación y, Jorge Ibañez, Subdirector de Ingeniería; se basó en revisar, de modo exhaustivo, la documentación.

Entre las condiciones que imponían los pliegos de licitación, las empresas deben contar con una serie de certificaciones que incluye, listado de equipos para la obra, plan y metodología de trabajo, nóminas de obras similares ejecutadas con anterioridad, seguros, referencias financieras y declaraciones juradas, entre otras.

Finalmente, como sucede naturalmente en este tipo de actos, se recibieron aclaraciones o inquietudes de parte de los representantes de las empresas e inmediatamente se abrieron los sobres con las ofertas económicas.

En este caso, los resultados se sucedieron en el orden que se presentó la documentación y en primer lugar se anunció el monto de la U.T.E formada por las empresas Aquapark, Lauggero y Corporación del Sur; que ascendió a $148.517.000.

Seguidamente la empresa Tolcom S.A. con 174.770.851 y Vialmani con un monto de $179.561.980,11 millones; para concluir con la firma CEOSA y Stornini S.A. Ceosa ofertó $119.961.610 millones de manera conjunta con carta de descuento no condicionado que cerró en $108.997.119, mientras que Stornini presentó $160.553.480,67 millones, aunque con una variante técnica de $131.312.399,33 millones.

Esta obra se ha presupuestado en 122.000.000 millones y al mismo tiempo, (más allá de ser una obra de gran presupuesto) los pliegos fueron redimensionados para que empresas de tamaños disimiles, es decir, de diversos volúmenes anuales de construcción, infraestructura y equipamiento (de nivel provincial, nacional e internacional); pudieran presentarse al acto licitatorio.

Esta idea es una nueva estrategia de participación que lleva adelante el Superintendente General de Irrigación, Sergio Marinelli, de abrir el juego a toda empresa que tenga la voluntad y el esfuerzo de emprender en estas licitaciones. La idea es optimizar un verdadero proceso de competencia leal y democratización de ofertas.