Tras la última reunión por el Atuel, La Pampa rechazó propuesta de la Nación

En la mañana de ayer, el Comité Ejecutivo de la Comisión Interjurisdiccional del Atuel Inferior (CIAI) se reunió por última vez, para dar cumplimiento a lo dispuesto por la Suprema Corte de la Nación, quien otorgó el plazo de hasta el 16 de octubre para acordar un caudal mínimo ecológico que permita recomponer el ecosistema pampeano. La Secretaría de Infraestructura y Política Hídrica (SIPH), a cargo de Pablo Bereciartua, presentó una propuesta  para intentar destrabar el conflicto entre Mendoza y La Pampa y este último lo rechazó, por considerar que no cumple con el restablecimiento de un caudal mínimo ecológico que ordenó la Corte Suprema.

El plan, expresado por Bereciartúa, adopta parte de la propuesta de Mendoza como generar mayor caudal a través de pozos y también propone obras por 700 millones de pesos, de los cuales Nación aportaría el 70%. Tiene cuatro puntos claves: el fortalecimiento de la CIAI mediante la creación de la Comisión Interjurisdiccional del Atuel Inferior; un compromiso de inversión de Nación para obras hídricas por 700 millones de pesos; la incorporación de dos sensores de medición de caudal y calidad de agua en tiempo real y el reemplazo de otros cinco que están en funcionamiento; y el establecimiento de un caudal mínimo inicial de 2,2 metros cúbicos por segundo.

La Pampa sostiene que no cesa el daño y que los fondos propuestos, 700 millones de pesos solo alcanzan para los pozos, una parte de la propuesta de obras.

El encuentro tuvo lugar el miércoles en la sede del Consejo Hídrico Federal (COHIFE) y contó con la participación del secretario de Infraestructura y Política Hídrica de la Nación, Pablo Bereciartua y en la delegación mendocina estuvo el Superintendente de Irrigación, Sergio Marinelli.