Ellen Hanak: "Con el cambio climático hemos comenzado a experimentar climas más extremos"

La especialista Ellen Hanak participó del II Congreso y Exposición Internacional Agua para el Futuro, en la mesa de Seguridad Hídrica y dejó interesantes reflexiones sobre la sequía y cambio climático; y el impacto de ambos en el mundo. Hanak es Directora del PPIC Water Policy Center y miembro del Instituto de Políticas Públicas de California, donde ocupa la Cátedra  en Política de Agua. Bajo su liderazgo, el centro se ha convertido en una fuente crítica de información y orientación para el manejo de recursos naturales en California. 

1. California ha sufrido una serie de devastadores desastres naturales en los últimos años. En su experiencia, ¿cómo se ha visto afectada por el cambio climático?

-California siempre ha tenido un clima muy variable, y suele haber inundaciones y sequías. Sin embargo, con el cambio climático hemos comenzado a experimentar climas más extremos. Las temperaturas son más altas. Y la estación seca es más larga cada año. Esto implica que las sequías son más fuertes, y provocan incendios. Las tormentas invernales son más severas, y representan un desafío para controlar las inundaciones.

2. ¿Cómo se controlan estos desastres naturales desde las áreas de injerencia gubernamental?

-Nuestro Sistema de agua está manejado por una combinación de agencias federales, estatales (del estado de California) y locales (distritales). En general, hay un nivel de coordinación alto en áreas como manejo de reservorios. Pero a medida que el clima cambia, debemos cambiar también algunas normas operativas para la infraestructura del agua, y esos cambios pueden resultar complicados si hay tantas agencias involucradas. El manejo de los bosques y los fuegos salvajes también es una actividad conjunta de los gobiernos federal, estatal y local y de nuevo, los diseños diferentes de los fuegos silvestres –en una estación de incendios más extensa- agotan las capacidades de control y financiamiento.

3. La sequía ha afectado seriamente a varios países en el mundo, incluyendo los Estados Unidos. ¿Qué políticas públicas se aplican para garantizar agua a la comunidad?

-La mayoría de los californianos (más del 90%) viven en ciudades y suburbios que reciben el servicio de agencias urbanas que han invertido en resistencia a la sequía en las décadas más recientes. Estas agencias aprendieron valiosas lecciones a partir de una sequía importante desde 1987 a 1992 –y desarrollaron estrategias integradas para aumentar las reservas y manejar las demandas de mejora de seguridad del agua. Donde se ve la mayor vulnerabilidad es en las comunidades rurales pequeñas, donde los residentes dependen de pozos de agua subterránea poco profunda como agua potable. Durante las sequías –como por ejemplo la que experimentamos en 2012-2016- algunos de estos residentes perdieron su suministro de agua ya que cayeron los niveles de agua subterránea. El estado proveyó suministros de emergencia, pero se hace necesario desarrollar soluciones durables para proteger a estos residentes de sequías en el futuro. Los granjeros en California también dependen del agua para irrigar sus cultivos , y siempre están preocupados por la sequía. El agua subterránea amortigua el efecto de las sequías, pero en algunos casos ha habido tanto bombeo –y una nueva ley los obliga a desarrollar planes a largo plazo para manejo de acuíferos a fin de que estén disponibles en futuras sequías.

4. ¿Se involucra la comunidad activamente en el cuidado del agua?

-Sí, los californianos de los sectores urbanos y rurales han progresado en el uso eficiente del agua en las últimas décadas. Durante la sequía, cuando el gobernador pidió conservar el 25%, todos respondieron bien.

5. Desde su experiencia, ¿por qué es importante comprender que la sequía avanza y que en algún momento ya no habrá punto de retorno?

-En California necesitamos prepararnos para esta creciente variabilidad, con años secos más extremos y años húmedos más extremos. Esto im´lica pensar de modo diferente en cómo manejamos nuestro Sistema –acumular más agua en acuíferos y usar la infraestructura de la  planicie natural para controlar las inundaciones. Esto es porque los reservorios superficiales no serán suficientes para reservar agua para las épocas de sequía y proteger a la gente de inundaciones perjudiciales. Debemos progresar en este sentido.

6. En su experiencia, ¿qué significa este tipo de congresos como en el que participó?

Esperé ansiosamente el congreso internacional organizado por el gobierno de Mendoza. Ya que ámbitos como estos permiten intercambiar información entre expertos de diversas disciplinas y lugares. Debemos aprender unos de otros para progresar en el manejo del agua en un contexto de cambio climático.

Traducción: Marcela Raggio (UNCuyo-Conicet)

Sobre la especialista

La Dra Hanak es Directora del PPIC Water Policy Center y miembro del Instituto de Políticas Públicas de California, donde ocupa la Cátedra  en Política de Agua. Bajo su liderazgo, el centro se ha convertido en una fuente crítica de información y orientación para el manejo de recursos naturales en California. Es autora de docenas de informes, artículos y libros sobre políticas de agua, incluida Managing California’s Water. Sus investigaciones son nombradas con frecuencia en los medios nacionales, y participa en reuniones informativas, conferencias y entrevistas en todo el país y en todo el mundo. Sus otras áreas de especialización incluyen cambio climático y financiamiento e infraestructura. Anteriormente, se desempeñó como directora de investigación en PPIC. Antes de unirse a PPIC, ocupó cargos en el sistema francés de investigación agrícola, el Consejo de Asesores Económicos del Presidente y el Banco Mundial. Tiene un doctorado en economía de la Universidad de Maryland.